Mayra y Gonzalo: Una historia de amor en tiempos de miseria.

1 Posted by - 28 septiembre, 2013 - Documentos

Es el relato de una pareja de adolescentes que viven en la calle.

Se conocieron bajo un puente cuando todavía eran casi niños y desde entonces decidieron vivir juntos. Ahora son adolescentes y ella está embarazada de ocho meses.

Esta es una historia de amor… si de amor, hace mucho que no se lee sobre el amor en las noticias y menos aún cuando se trata de vivir el amor en tiempos de miseria como le toca a Gonzalo y Mayra.

Se conocieron hace 3,5 años en un bar del abasto, tenían 14 y 13 años, se enamoraron y Gonzalo se fue a vivir bajo el puente Centenario  de Córdoba donde ella vivía con su flia., desde ese día fueron inseparables.

Un tiempo después decidieron armar su “rancho”, como le dicen ellos y comenzaron a convivir. Por una u otra razón mudaban de lugar el rancho; del puente al río, del río a la costanera, de la costanera al río.

Hoy estos jóvenes tienen 17 y 16 años viven en la “planta baja” de un tanque de agua (que no tiene agua) abandonado, en la esquina de Avenida Maipú y Costanera debajo de Mabel, mamá de Mayra.

Mabel no para, trabaja haciendo limpieza una vez por semana el resto del tiempo busca trabajo y pide ayuda a los organismos públicos: la burocracia le sacó kilómetros de ventaja y está cansada de “remarla”.

Me cansé de ir al (Ministerio de) Solidaridad para anotarme por  un subsidio o una vivienda  y no consigo nada, no tengo DNI ni domicilio entonces  no me puedo inscribir y, si no me puedo inscribir, no puedo entrar en una lista. Me dicen que tenemos que estar en una situación crítica, y esto, no es una situación límite? Encima me piden que contrate un fotógrafo para que lleve fotos del rancho donde vivimos”.

Si alguna vez se detuvo en el semáforo de Costanera y Maipú es posible que haya mirado ese tanque, que los haya visto o que Gonzalo le haya limpiado el parabrisas. Si, limpia vidrios y no roba, cuenta, trabaja para juntar la plata que necesitan para comer los dos, ahora tres, porque Mayra está embarazada. “Gloria, vendeme un yogur para la Mayra, dice Gonzalo, mientras cuenta las monedas que juntó en la esquina.

Hay días buenos de 50 pesos, otros de 5pesos y otros que no se come. “No consigo nada de trabajo porque soy chico, encima no tengo DNI ni plata para hacerlo. No me queda otra que trabajar en la calle, me da un poco de miedo porque ya cumplo 18 y si la cana me agarra sin DNI seguro me lleva solo porque me ven “negrito”.

Te meten con cualquiera. Me llega a pasar cuando tengamos al bebé, me muero porque no quiero dejar a la Mayra sola”, se angustia.

Mayra se dio cuenta del embarazo por los mareos y vómitos. “Al principio tuvimos miedo por la situación en que vivimos y el lugar donde estamos, pero después nos pusimos chochos  cuando vimos que se movía, nos hicimos todos los controles y la ecografía”  cuenta Mayra, recostada con Gonzalo en un colchón sobre tarimas de madera que encontraron en la calle.”Me tengo que cuidar mucho de los virus, me dijeron, acá se llena de perros enfermos con sarna y parvovirus tengo que sacar todo del rancho y tirar lavandina para mantener limpio el lugar. Ojalá tuvieramos un lugar decente para criar al bebé, y yo pueda trabajar en casa con lo que aprendí en el taller de repostería, pero acá no hay nada, ni agua ni luz ni siquiera baños”.

Como si fuera poco y a pesar de su miseria, hace unos días, desconocidos entraron a su rancho y se llevaron toda la ropa y las pocas pertenencias que tenían allí.”Hasta la ropita del bebé se llevaron”, cuentan con pena.

A pesar de todo y aunque no parezca, esta es una historia de amor de verdad. Gonzalo sigue trabajando y haciendo los esfuerzos, mientras que Mayra cuida la panza y se hace los controles médicos para que en los primeros días de enero de 2009 llegue Ángel Daniel, si es varón.

Los tres anhelan un lugar para pasar unas felices fiestas, una cuna en la que hacer dormir al bebé, un baño digno para poder  higienizarlo, una ventana para que entre la luz  y protegerlo del frío. Ah! y una puerta para salir a jugar.

Texto y fotos: Sebastian Salguero

 

No comments

Leave a reply


Deprecated: Directive 'allow_call_time_pass_reference' is no longer available in PHP in Unknown on line 0

Deprecated: Directive 'magic_quotes_gpc' is no longer available in PHP in Unknown on line 0